Formulémonos esta pregunta, ¿Es realmente necesaria una razón para reír? Muy pocas personas responderían que no. La mayoría contestaría afirmativamente y otras pondrían algún tipo de obstáculo “Bueno, es que hoy no estoy de humor”, “cómo me voy a reír con la bronca que he tenido ayer, estoy que muerdo…”, “es que no están los tiempos para reír”, “a mi la vida me ha tratado muy mal”…

A través de este artículo vamos a conocer los secretos para reír “a pesar de”. Iniciemos el viaje hacia el Hasya Yoga (Yoga de la Risa). Descubriendo por qué el Yoga de la Risa es Un nuevo concepto de Salud.

¿Cómo surgió el Yoga de la Risa?
La India, Mumbai, marzo de 1995. Al Dr. Kataria se le pide que escriba un artículo acerca de la risa para una revista de salud. Recopilando la amplia investigación científica existente, queda impresionado con los beneficios que la risa aporta a nivel físico, mental, emocional y hasta espiritual, y decide comenzar a experimentar el impacto de la risa en sí mismo y en los demás.
Los primeros encuentros de simpatizantes de la risa tienen lugar a primera hora de la mañana en un parque de Mumbai.

Al principio contaban chistes para acceder a la risa, pero pasados varios días surgieron dificultades ya que no quedaban chistes por contar, y los que se contaban a más de un participante le resultaban ofensivos y molestos.

Ante la dificultad por continuar practicando la risa de un modo agradable para todos, el Dr. Kataria retoma las investigaciones acerca de la risa y descubre el siguiente hecho científico “nuestro – cuerpo – no – diferencia – entre – la – risa – espontánea – y – la – escenificada”.

Si, si, has entendido bien, la risa se puede teatralizar a voluntad obteniendo los mismos beneficios psicofisiológicos. Para ello sólo es necesario buena voluntad y algún que otro punto importante que desvelaremos más adelante.

Bien, ya tenemos una primera clave para reír sin motivo. Probablemente, ahora tu mente comienza a contarte un gran discurso del por qué y las razones para no reír sin un motivo, sin depender del humor, del chiste… ¡Ajá! Aquí también tenemos al enemigo número uno de nuestra risa, nosotros mismos, o más bien, una parte de nosotros.

Me encantaría continuar con esto último porque lo encuentro divertido, jo, jo, jo, jo… la de veces que me he reído con los porqués y las razones que me daba mi mente para no reír, ja, ja, ja, ja, ja, ja… claro, pobrecilla!, hay que comprenderla, si te ríes ¡¡la mente se tiene que callar!! Y claro, como va a consentirlo, si… ¡¡¡le encanta parlotear!!!

Retomamos con lo que le ocurrió al Dr. Kataria. A la mañana siguiente de este hallazgo acerca de la risa, lo explica al grupo y les pide que traten de “practicar la risa” con él durante un minuto. Entre asombro y escepticismo accedieron a probar. Los resultados fueron sorprendentes. La risa teatralizada se convirtió en risa franca rápidamente entre muchos de los participantes, y estos pronto contagiaron a otros que a su vez también accedieron a la risa espontánea.

Durante los días siguientes se continuó poniendo en práctica esta técnica. Sin embargo pronto surgió lo que hoy se llama el Hasya Yoga, (Yoga de la Risa).

¿Qué es el Yoga de la Risa?
Como practicantes de Hatha yoga, el Dr. Kataria y su esposa, encontraron similitudes entre la risa y los ejercicios de respiración del Yoga llamados “Pranayama”.

El Dr. Kataria incorporó y adaptó estos y otros elementos milenarios del Yoga tradicional y así nació el Hasya Yoga, el Yoga de la Risa.

Aquí tenemos otra clave para llegar a reír sin motivo (o razón).

La respiración es el punto de partida para predisponer la fisiología del cuerpo a la risa.
Vamos a profundizar en este punto y aportar algunos datos que considero relevantes. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

La importancia de una buena oxigenación
El Dr. Otto Warburg, Presidente del Instituto de Fisiología Celular, Premio Nóbel de medicina (el Dr. Warburg es la única persona que ha ganado el Premio Nóbel de Medicina en dos ocasiones y que fue nominado en una tercera oportunidad), ha dicho lo siguiente acerca de la importancia del oxígeno:
“Las técnicas de respiración profunda incrementan la cantidad de oxígeno en las células y éste es el factor más importante para vivir una vida energética libre de enfermedades. En el momento en que las células reciben suficiente oxígeno, el cáncer no podrá ocurrir”

El secreto de respirar profundamente consiste en exhalar completamente. Cuando la intención está puesta en una exhalación vigorosa, la inhalación de aire nuevo ocurre sin esfuerzo.
Exhalar completamente, activa las funciones calmantes del sistema parasimpático de nuestro sistema nervioso automático. Su opuesto, es el sistema simpático, que se encarga de activar el estrés.

Hablamos aquí del estrés negativo, el que una vez desencadenado se ha automatizado creando un círculo vicioso cuerpo/mente/emoción, que se traduce en una larga lista de efectos negativos para la salud.

En el Yoga de la Risa, la mayor parte de los ejercicios de respiración y ejercicios de la risa, tienen como finalidad estimular, entrenar y recuperar el movimiento natural de nuestro diafragma y músculos abdominales para recuperar el propio equilibrio interior y desde ahí acceder a una risa profunda y saludable.

Un modo natural de obtener una respiración profunda es con la risa. Hablamos de una risa bien reída, profunda y durante largo tiempo. Como adultos, nuestra risa innata, ¡¡ la hemos adulterado!! Es decir, por un lado nuestra respiración suele ser superficial, incompleta por lo que cuando reímos, ¡¡nos duele!! Y además lo hacemos de un modo pobre. Reímos mal y por poco tiempo.

Un recurso natural.
Por otro lado, incluso está mal visto reír por mucho tiempo, por que es inusual. Cuando alguien se ríe por largo tiempo, rápidamente comienzan los comentarios: ¿pero que te pasa?,¡¡ te va a dar algo!!

Sin embargo, y paradójicamente la mayoría de las veces realmente nos llega a “dar algo” (una situación de estrés, tensión emocional, cólera, ansiedad, angustia…) justamente por no liberar nuestra tensión interna en su momento.

La risa es el mejor modo de liberar esa tensión, y además ¡¡disfrutas!! Tenemos en la risa un recurso natural, una fuente de salud que entre otros beneficios nos invita a respirar profundamente lo que calma nuestro sistema nervioso, aumenta la capacidad natural del cuerpo para la sanación, y nos hace sentir felices. ¡¡¡Cuidemos nuestra risa!!!

Este es uno de los objetivos del Yoga de la Risa, cuidar nuestra risa, reeducar nuestro cuerpo a reír plenamente. Una vez que has adquirido la práctica de ejercitar la risa, ya tienes la llave para acceder a ella cuando quieras.

Cuánto más te rías, mayores beneficios obtendrás en tu vida diaria. Más adelante comentaremos los beneficios de la risa. Eso sí hay que tener claro que la importancia de los beneficios de la risa residen en reír por un tiempo determinado no menos de diez a quince minutos y de modo habitual. Este es otro de los secretos que guarda la risa.
Pocos saben que se puede practicar la risa
Solemos dejar la risa al azar, a las circunstancias. La risa espontánea surge a lo largo de nuestra vida dependiendo de razones y condiciones. La revolución del Yoga de la Risa está en la risa como ejercicio, y lo mejor es que es muy fácil, divertidísimo y muy relajante. Cualquiera lo puede practicar, ya que el Yoga de la Risa activa mecanismos naturales que ya tenemos. Al nacer ya traemos la respiración adecuada, la alegría y la actitud abierta al juego; sólo necesitamos estimularla.
El juego es otro elemento que utiliza el Yoga de la Risa. El Dr. Kataria integra también en el Yoga de la risa una gama de “juegos de la risa” inspirados en técnicas teatrales que rescató de un tiempo en su vida como actor de teatro aficionado. Estos últimos elementos lúdicos en el Yoga de la Risa se realizan como un medio para promover una actitud de disfrute, de alegre diversión, como los niños.

Realmente, si como adultos observásemos la vida con el espíritu entusiasta y la ternura de un niño, nos resultaría muy fácil reír. Aquí tienes entonces, otra clave que nos transmite el Yoga de la Risa para reír sin una razón.

“Mira, siente, saborea, sorpréndete, disfruta, entusiásmate como un niño, a cada momento, a cada instante con esto que ocurre cada día, la vida misma.”

digame.

Beneficios del Yoga de la Risa

Efectos psicofisiológicos

Anti-estrés. La risa reduce rápidamente los niveles químicos y hormonales del estrés en cuestión de minutos y puede perdurar por varios días. La risa enciende e impulsa los sistemas fisiológicos que fueron apagados por la respuesta al estrés, incluyendo el circulatorio, digestivo, sexual e inmune. El estrés, y sus aliados la preocupación, el miedo y los problemas emocionales son elementos que reducen el aprendizaje, la creatividad y el trabajo en equipo, son mecanismos que debilitan las reservas de energía, la eficiencia y la motivación mientras que la risa impulsa y refuerza estos atributos.

Mejora rápida del sistema inmunológico y en particular el número de células asesinas naturales (NK, natural cell killers) que atacan a las células virales o cancerosas, lo que es muy importante para la prevención del cáncer. La risa incrementa los niveles de anticuerpos como la Inmonuglobulina A y linfocitos T que identifican y neutralizan entre otros, bacterias, virus o parásitos.

Liberación de endorfinas, hormonas que nos hacen sentirnos bien y de efecto analgésico, ellas son las encargadas de crear un estado mental positivo, elevando el optimismo, la autoconfianza y los sentimientos de autoestima.

Oxígeno y ejercicio aeróbico. La risa es un buen ejercicio cardiovascular al incrementar el ritmo cardíaco. 10 minutos de risa sana equivalen a 30 minutos en una máquina de remo. La risa es el mejor entrenamiento cardiovascular. Como un ejercicio tiene similares beneficios en comparación con otras actividades aeróbicas como correr, nadar y ciclismo. La risa es una excelente ventilación, produce un descanso reparador y una liberación profunda.

Incremento en la circulación sanguínea limpiando nuestro cuerpo y órganos internos. La risa produce “un masaje interno” que mejora la circulación en el aparato digestivo y sistema linfático.

Inteligencia emocional al provocar un comportamiento lúdico y alegre que es clave para el desarrollo de la inteligencia emocional, conexión social y comunitaria.

Catarsis. Aumentando la fluidez de las emociones la risa puede llegar a desbloquear emociones retenidas en nuestro cuerpo. Las emociones suprimidas o bloqueadas llegan a causar problemas físicos, mentales y emocionales y su liberación puede ayudarle a cambiar la vida a las personas. La risa nos provee de un excelente método de desahogo emocional y de catarsis sin violencia.

Anti-envejecimiento. Por un lado la risa pone en jaque la vía del estrés, ya que el estrés reduce la vida de nuestras células y la risa reduce y combate sus niveles químicos en sangre y otros efectos negativos ya comentados. Por otro lado, la risa nos hace parecer más jóvenes al tonificar y reafirmar los músculos faciales y aportar oxígeno renovado y mayores nutrientes a las células.

Vida plena. La risa nos sitúa intensamente en el momento presente. La habilidad de vivir en el “ahora” es muy importante ya que es únicamente en el “ahora” donde podemos sentir alegría.

Mayor perspectiva ante la realidad. La risa nos ayuda a enfrentarnos mejor a la vida, con sus desafíos y contradicciones porque nos da una óptica diferente. No se trata de deformar la realidad, sino de abordarla por el lado más beneficioso para nosotros y nuestro entorno. La risa crea la distancia necesaria para transformar la tragedia en comedia. La risa se retroalimenta a sí misma. Reír crea estados de sentido del humor y este hace que tengamos más risa.

Disolución de emociones dolorosas como miedo, enfado y hastío. Esa liberación puede prevenir o evitar conflictos, suavizar tensiones y ayudarnos a ver con distancia y objetividad y entender el punto de vista de otras personas.

Aumento de la memoria, el pensamiento creativo y la resolución de problemas. Es más fácil acceder a un pensamiento creativo e imaginativo y generar respuestas que permitan ver un problema más objetivamente. La producción de catecolaminas implicadas en el acto de reír, promueve funciones mentales como el aumento de la respuesta interpersonal, la alerta, la creatividad y la memoria.

Comunicación, solidaridad y autoconfianza. Tener buen sentido del humor favorece las relaciones sociales y abre un puente de comunicación y gratitud con uno mismo, hacia los otros y hacia la vida. Cuando estamos de buen humor: tenemos tendencia a acercarnos a los demás y disfrutar de esa compañía, aumenta la probabilidad de ayudar a otros, expresamos mayor agrado por los otros y con nosotros mismos. La risa nos hace actuar de manera más cooperativa.

El Yoga de la Risa comenzó con sólo cinco personas en 1995 en un parque de Mumbai y rápidamente se ha extendido a toda la India y por todo el mundo. Hoy son miles de personas que practican el Yoga de la Risa en más de 65 países, India, España, EE. UU., Australia, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Suecia, Dinamarca, Hungría, Holanda, Finlandia, Singapur, Indonesia, Malasia, Hong Kong, México, Chile, Zimbawe, entre otros.
“La risa no conoce de lenguajes, no sabe de fronteras, no discrimina entre la casta, el credo, y el color. La risa es una emoción poderosa y tiene todos los ingredientes para unir al mundo entero”. Dr. Kataria.

María del Pilar Lorenzo Represas y José A. Celada Hermida
Profesores del Yoga de la Risa.

www.risaactiva.es